27 de Octubre 2004

Adoro a Michael Moore

Tanto tiempo despreciándole por manipulador y falso y esas cosas, y resulta que es un campeón. Aunque me perdí el principio, ayer sintonicé mi Polancovisión a rayas, pulsé F2 y disfruté de un descacharrante... espacio audiovisual, llamado Fahrenheit 9/11. LLamarlo documental es degradarlo, calificarlo de panfleto propagandístico es rebajarlo injustamente, ¡es mucho más que eso!

Sólo puedo agradecer las risas que me regaló un supuesto documental (ahí reside parte de la gracia) que me hablaba de una asociación de pacifistas comegalletas, de la siesta frustrada de un señor al que visitó el FBI en plena sobremesa, o de las aburridas excursiones del único guardia de todo Oregón. Viendo a éste último sólo pensaba en qué momento aparecería el oso Yogui a robarle la cesta de comida. Tal vez fue por la inestimable ayuda de un acompañamiento musical digno de Hannah Barbera o Warner Bros.

Pero hubo más y mejor, una parodia de Bonanza con la administración Bush de protagonista, más cutre que mis montajes con Photoshop, que ya es decir. Me encantó también la enumeración de países de la coalición guerrera, digna de premios y condecoraciones entregados por los respectivos embajadores: Holanda era representada por dos tipos fumando guarrerías en una extraña pipa, Marruecos seguía con la misma pinta de cuando Bogart se quedó allí tirado, y un vampiro era la imagen de la participación de Rumanía. ¡Qué capacidad de síntesis! ¡Qué definiciones tan certeras en un segundo escaso! Ni en las mejores parodias, no sé por qué vuelvo a pensar en dibujos animados. Me quedé con las ganas de ver la horripilante participación española o británica. Pero las tengo en la mente: Bugs Bunny con montera y capote o con bombín y paraguas. Lástima que después de tanta manifestación Moore no se enterara de que nosotros también fuimos a matar niños.

Matar niños iraquíes, es lo que decía la del chiringuito protestón ante la Casa Blanca. La última parte, la de "qué cosa tan mala que es la guerra, a la que van los pobres para enriquecer a los ricos", ya no tuvo gracia. Al menos yo no necesitaba ver por enésima vez las mismas imágenes de bombardeos y mutilados para saber que la guerra es horrible. Digo las mismas porque ya las habíamos visto en los telediarios, y esperaba que tanta documentación le hubiera permitido a Mike obtener sangre fresca, o vieja, por ejemplo de algunas torturas o fosas comunes de Sadam. Lo único que encontró fueron secuencias de niños y mujeres sonrientes jugando en parques. Casi me convence de que Iraq era el palacio de Aladín en Disney World, y Sadam el geniecillo cachondo.

Ya opiné sobre la estupidez anti-ÉSTA-guerra del tipo "que vayan ellos, que manden a sus hijos". Lo que ignoraba hasta ayer era que el amigo Michael había hecho la propuesta. Pese a su intención, me alegró ver cómo los congresistas de EEUU rechazaban el abordaje callejero de nuestro héroe y se negaban a recoger peticiones de alistamiento para sus hijos. Lo que me hubiera acojonado sería que alguno le hiciera caso: si un gordo con gorra te agobia y obedeces, también lo harás ante miles de gordos con gorras. Sustituyamos ahora los gordos con gorra por moros con barba y tratemos de no pensar en España...

En fin, que pese a los intentos de dar seriedad al asunto, de hacer como que hacía que intentaba que creyéramos que era un documental, me lo pasé pipa. Quiero decir, que lo que me llamó la atención fue que yo esperaba alguna pretensión, y el tipo es que ni siquiera lo ha intentado, y si lo ha intentado no ha hecho más que aumentar mi descojone. ¡Sólo le faltó poner a Bush a cámara rápida con la musiquilla de Benny Hill! Vamos que se ha situado, de una tacada, a una altura muy cercana a los inconmensurables Simpsons, con la coña añadida de que él no pretende ser irónico. Gracias Mr. Moore, es usted otro motivo para desear que gane Bush, así podré ver más Farenjeis, espero ansioso.

Apunte final: Moore y los Simpsons casi coinciden en la presentación de los desternillantes planes de reclutamiento del Gobierno americano... !Aniram al ne etatsíla ;-)

Escrito por Paybloy en: 12:00 AM

26 de Octubre 2004

Enlaces, por fin

Asuntos personales me impiden estos días actualizar la página todo lo que me apetecería, por eso me he limitado prácticamente a incordiar en bitácoras ajenas. Y puestos a que mis (3 ó 4) lectores se vayan de excursión, les indico la zona internetera por la que es más probable que me encuentren.

Ya era hora de poner enlaces, siento el retraso. Como se suele decir, no están todos los que son, pero sí son todos los que están. Vamos que he puesto enlaces a páginas que me interesan, unas las visito frecuentemente, otras esporádicamente, y otras soportan mis comentarios pacientemente. Media tarde ordenándolas y el sistema este cutrecillo me ha tirado un par de enlaces, así que están ahí abajo, y ahi irán a parar los que vaya añadiendo, que nadie se dé por discriminado ;-)

Si alguien echa en falta un enlace que le apunte o no se encuentra a gusto en en este sitio... me avisa :-)

Escrito por Paybloy en: 12:00 AM | Comentarios (2)

11 de Octubre 2004

Un súperhombre ha muerto

Su espíritu de lucha contra la adversidad y por la investigación científica, no.

Escrito por Paybloy en: 1:00 AM

Bush, Ricky Martin y Nocilla

Ahora que últimamente muchos se empeñan en dar una importancia que aún no tiene al submundo bitacoril, resulta que los mismos que quisieran ver cerrados nuestros chiringuitos, son los que los utilizan como fuente de información. El Observador denuncia que ante la aparente escasez de noticias interesantes (todos sabemos ya qué pasa con los franceses secuestrados, con la plaga de langosta africana, con la guerra en Sudán...), los de elmundo.es, y los de la BBC, y los que vendrán, se entretienen en reproducir rumores de chat. Claro que no es un rumor cualquiera, es uno muy suculento que, bien contado, puede contribuir a dejar a Bush y al Partido Republicano no sólo como completos imbéciles con infinita ansia de guerra, sino además como malvados tramposos que usan chuletas en el examen. Demasiado útil como para dejarlo escapar.

Desde luego, y aún a riesgo de que la trama del PinganilloGate sea cierta, este tipo de "noticias", en las que los comentarios de un chat (o los comentarios de un blog) se extrapolan a la opinión de millones de personas, no van a contribuir precisamente a que nuestra repulsa hacia los medios tradicionales deje de aumentar. Los medios con los que cuenta un periódico nacional o un canal de televisión son tan exageradamente superiores a los de la mejor de las bitácoras, que da vergüenza ajena comprobar que son precisamente ellos quienes hacen el juego a todo tipo de ciber-chismes. Y su preocupación, los artículos y arengas contra bitácoras y webs personales, viene precisamente de la constatación de que en éstas, pese a la escasez de medios, suelen decir la verdad, una verdad sencilla, fácilmente comprobable, contrastable con un par de clics, y esa verdad suele ir contra lo que nos cuentan los medios tradicionales de información. Eso es lo que pica.

Lo patético es que esta gente, muy respetables y grandes profesionales del periodismo, señalan con una mano a la chusma bitacorera acusándola de falsa o irrelevante, mientras con la otra chatean en busca de rumores a los que dar oxígeno. ¿Contradicción? No, más sencillo: cuando lo escrito vaya a favor de tus intereses o los de tu amo, sácalo de ahí, airéalo, que se vea bien, aunque sólo sea un rumor; cuando lo escrito vaya contra tu señor o contra tu profesional servidumbre, apágalo, tápalo, que nadie lo vea, y si lo ven, llámalo mentira, aunque sea un hecho.

Imagen cedida a cualquier periódico serio para su portada de mañana:
buscando cobertura

Escrito por Paybloy en: 12:00 AM

9 de Octubre 2004

All we are saying...

... is keep him in jail.

Los hippies del mundo pueden dormir tranquilos, ya pasó, ea ea. El asesino de John Lennon no saldrá en libertad provisional por las "intenciones extremadamente malignas" que demostró al acribillar a balazos al ex-Beatle. Qué cabrón. Los hay que te matan por amor, otros por las injusticias del mundo, pero coño, sin intenciones malignas, es que ya le vale. Total, que siendo esta semana cuando se debía decidir si al tío se le daba permiso despues de 24 años entrullado, que no cunda el pánico pues se lo han denegado, por lo menos hasta su próxima y cuarta petición, en 2006.

Uno, que no escarmienta, esperaba por parte de los seguidores de Lennon un mínimo de sintonía con las canciones que tararean y los valores que desde la cama predicó éste junto a Yoko Ono. Pero hete aquí, pobre iluso, que lo que reclaman es que se quede en chirona hasta que se pudra. Eso los más comprensivos, otros, como hemos visto manifestándose en NY o expresando sus deseos por la Red, directamente desearían verlo muerto. O matarlo.

... nothing to kill or die for...

No seré yo quien defienda la excarcelación de un asesino condenado a cadena perpetua, ni quien critique la cadena perpetua. Pero no soy yo tampoco quien considera las cárceles como centros de rehabilitación social, a los criminales como víctimas de la sociedad y a sus familias como víctimas de la justicia. Me parece estupendo que un loco asesino permanezca encerrado, cumpliendo su condena, pero me resulta indiferente que el asesino haya matado a Lennon o a dos desconocidas. Lo patético del asunto es que es precisamente la gente que pide mano dura contra el asesino de su ídolo, suele ser la misma que pide comprensión para otros presos con menos renombre. Una vez más, la incoherencia resopla a babor. Una vez más ese humanismo radical que se estremece ante la muerte de un erizo atropellado afila los cuchillos contra quien agredió a quien no debía, a uno de los suyos, peor, a su líder. Y son ellos quienes vendrán con aquello de que la vida de un neoyorquino no vale más que la de un iraquí. Já. Mezquino y vengativo flower power...

Nota: si algún día le sueltan, Miki Puig, ex-cantante de Los Sencillos, deberá andarse con ojo...

Escrito por Paybloy en: 12:00 AM